Noticias

now browsing by category

 

In Memoriam: Bob Hoskins

Siempre será el compañero detective de Roger Rabbit. Y Smee, el eterno compañero de el Capitán Garfio, como pudimos ver en “Hook” (1991). Estaba retirado del cine desde hacía un par de años por tener Parkinson, pero ha sido una neumonía el motivo del fallecimiento del actor inglés Bob Hoskins.

 

Durante los setenta tuvo una carrera en la televisión británica, siendo uno de sus primeros papeles en el cine el papel de mánager en la película de Pink Floyd, “El Muro” (1982), viniendo luego el de “Brazil” (1985). Aunque un año más tarde sería su lanzamiento con la nominación al Oscar al mejor actor por “Mona Lisa”.

 

Firmó un contrato por si Robert DeNiro rechazaba ser el Al Capone de “Los Intocables de Elliot Ness” (1987), hecho que finalmente no ocurrió. Posiblemente, su papel más recordado, le llegó en 1988 al ser Eddie Valiant en la mítica “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”.

 

"¿Quién engañó a Roger Rabbit?".

“¿Quién engañó a Roger Rabbit?”.

Posteriormente hizo, junto a Cher“Sirenas” (1990) y en 1991 llegaron “La noche de los cristales rotos” y el ya mencionado papel de Smee en la versión que hizo Spielberg del cuento de Peter Pan de J.M. Barrie.

 

Hoskins como Smee.

Hoskins como Smee.

Fue protagonista de una de las primeras adaptaciones cinematográficas de videojuegos al ser en “Super Mario Bros” (1993) el célebre fontanero de Nintendo. La película, horrenda en todos los sentidos, fue un fracaso en taquilla. Hoskins se enteró de que estaba interpretando a un personaje de videojuego cuando ya empezado el rodaje vio a su hijo jugar con él en la televisión.

 

Luigi y Mario es la desastrosa "Super Mario Bros".

Luigi y Mario es la desastrosa “Super Mario Bros”.

Otros trabajos destacables son “Nixon” (1995), “Agente secreto” (1996), “El viaje de Felicia” (1999), “Enemigo a las puertas” (2001),  “Danny the dog” y “Mrs. Henderson presenta”, ambas son de 2005, siendo el útimo “Blanca Nieves y la leyenda del cazador” (2012).

Anunciado el reparto de la nueva secuela de “La Guerra de las Galaxias”

Y se hizo oficial el reparto de la secuela de “La Guerra de las Galaxias” (1977). Y de una manera muy simple, con una foto en blanco y negro de los actores leyendo el guión.

 

star-wars-episode-7-cast-announce

 

De la trilogía clásica, pocas sorpresas, porque vuelven los esperados Luke Skywalker (Mark Harmill), Han Solo (Harrison Ford) y Leia (Carrie Fisher): amén de C3PO, R2-D2 y Chewbacca. Los nuevos son actores son John Boyega, Daisy Ridley, Adam Driver, Oscar Isaac, Andy Serkis, Domhnall Gleeson, y el veterano Max von Sydow. Prácticamente no se sabe nada de sus papeles.

 

El guión de Lawrence Kasdan y JJ Abrams, con la dirección de éste, se empieza a rodar en un par de semanas y con la banda sonora de John Williams. La Fuerza volverá a los cines el 18 de diciembre de 2015.

 

 

Anunciando, por partida doble, lo próximo de Steven Spielberg

Ni una vuelta a la ciencia ficción con “Robopocalypse”, que lleva años coleado. Ni una película histórica para contar la vida de “Moctezuma”. Todo apunta a que lo próximo de Steven Spielberg es un film, aún sin título, ambientando en la Guerra Fría y que estaría protagonizado por Tom Hanks.

 

hanksandspielberg

 

Éste interpretaría a un abogado que es reclutado por la CIA para que se adentre más allá del Telón de Acero para negociar la liberación de un piloto norteamericano en Rusia. Sería la cuarta colaboración juntos desde “Salvar al Soldado Ryan” (1998), “Atrápame si puedes” (2002) y “La Terminal” (2004).

 

El rodaje está previsto que comience en septiembre, pero es que aquí no acaba la cosa. La rodaría prácticamente al mismo tiempo que la adaptación de una novela infantil del escritor Roal Dahl, el mismo de “Charlie y la fábrica de chocolate” o “Matilda”, llamado “El gran gigante bonachón”. La historia trata sobre una niña que vive en un orfanato y que por las noches recibe la visita de un personaje que le introduce sueños que éste atrapa en el país de los sueños.

 

Ilustración de "El gran gigante bonachón".

Ilustración de “El gran gigante bonachón”.

 

No es la primera vez que Spielberg rueda dos películas a la vez. Ya lo hizo con con “Parque Jurásico” y “La lista de Schindler”, en 1993; “Munich” y “La Guerra de los Mundos”, estrenadas en 2005; o “Caballo de batalla” y “Las aventuras de Tintín” en 2011. Cabe recordar que lo último del Rey de Midas de Hollywood fue “Lincoln” (2012).

In Memoriam: Mickey Rooney, la eterna sonrisa de Hollywood

Cada vez que recuerdo a Mickey Rooney, siempre está sonriendo. Sin embargo, esa sonrisa se ha apagado con su fallecimiento a los 93 años, dejando atrás casi dos centenares de películas y toda una vida dedicada al entretenimiento.

Y es que Joseph Yule Jr., que así era su verdadero nombre, nacido en Brooklyn (Nueva York) a finales de septiembre de 1920, llevaba el mundo de la actuación en la sangre. Sus padres eran cómicos, pero se separaron muy pronto, y su madre, confiada en la capacidad de su hijo, no paró hasta que éste consiguiera su primer papel con apenas seis años.

Un joven Mickey Rooney.

Un joven Mickey Rooney.

Así se hizo, a principios de la década de los 30, protagonista de un serial interpretando a un personaje llamado Mickey McGuire, a la vez que iba participando en otras películas como “El enemigo público número 1” (1934). En 1937 rueda junto a Spencer Tracy la adaptación cinematográfica de “Capitanes intrépidos”, todo un clásico.

 

Escena de "Capitanes intrépidos".

Escena de “Capitanes intrépidos”.

 

Ese mismo año la MGM decide que haga pareja con Judy Garland. Su primera película fue “Thoroughbreds Don’t Cry” y así hasta ocho películas más, convirtiéndose en la pareja artística juvenil de Hollywood. Para poder llevar a cabo el ritmo de trabajo al que eran sometidos, Garland, Rooney, y otros jóvenes actores, constantemente consumían una importante cantidad de anfetaminas y barbitúricos. Sin duda, la peor parada fue Garland, ya que le provocó una serie de trastornos mentales, anorexia, alcoholismo, drogadicción y una lucha contínua por superar la adversidad, hasta que fallecido con tan sólo 47 años.

Rooney y Garland.

Rooney y Garland.

 

En los 50 y 60, siguió trabajando alternando el cine y la televisión. De hecho, contó, en dos ocasiones, con su propia serie. Sus trabajos más recordados de dicha época son el del vecino asiático de Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes” (1961) o su papel en “El mundo está loco, loco, loco” (1963).

Rooney en "Desayuno con diamantes".

Rooney en “Desayuno con diamantes”.

 

Ya en los 70 se centra en películas infantiles como “Pedro y el dragón Elliot” (1977) o “El corcel negro” (1979). Hay que decir que estuvo nominado al Oscar en cuatro ocasiones. Dos en la categoría principal de actor “Hijos de la farándula” (1939) y “La comedia humana” (1943); y dos como secundario, “Amanecer sangriento” (1956) y “El corcel negro”. No obtuvo ninguno, pero sí tenía dos estatuillas. Una especial, que se le concedió en 1938 como “Premio juvenil de la Academia”, y otro honorífico en 1983.

La estatuilla casi es más grande que él.

La estatuilla casi es más grande que él.

 

Sus trabajos en cuanto a calidad dejaron mucho que desear en las últimas décadas. Aparte de poner su voz en algunas películas de animación como la de “Los osos amorosos” (1985) o “El pequeño Nemo” cabe resaltar su papel en la película del ex Monty Python, Terry Jones, “Erik, el vikingo” (1989) o la española “La vida láctea” (1992), donde interpretó a un señor de avanzada edad que quería vivir como un niño. Le venía como anillo al dedo.

Las dos últimas peliculas suyas más comerciales fueron “Una noche en el museo” (2006) y “Los Muppets” (2011). Hoy el director de “Noche en el museo 3”, Shawn Levy, ha declarado que Rooney había grabado hace unas semanas unas escenas para el filme, por lo que será su legado póstumo.

Mickey Rooney, se casó en siete ocasiones, la primera de ellas con Ava Gardner, ahí es nada. Fue millonario, pero despilfarró su fortuna y no hace mucho le debía casi dos millones de dólares al fisco norteamericano. Mal marido, mal gestor, participó en películas horrendas, pero nada me quitará que siempre que lo recuerde, sonría. Seguro que le gustará que así fuese.

 

 

 

Oscars: “Gravity” y “12 años de esclavitud” las triunfadoras

Cuando todo parecía que “Gravity” iba a arrasar, llegó la sorpresa ganando “12 años de esclavitud” el Oscar a la mejor película. En el futuro ¿pesarán más las siete estatuillas del filme de ciencia ficción o las tres, por la cinta que ha dirigido Steve McQueen? En tiempo lo dirá.

La ceremonia, presentada por la divertida, ácida y quizás demasiado comedida Ellen DeGeneres, comenzaba dándole un Oscar a Jared Leto, al mejor actor de reparto por su papel de transexual en “Dallas Buyers Club”. Leto volvía a actuar después de estar cuatro años sin trabajar en el cine ya que ha estado centrado en su banda de música.

 

Jared Leto con su Oscar.

Jared Leto con su Oscar.

El siguiente premio, mejor vestuario, se lo llevó “El gran Gatsby”, esa película de Baz Luhrmann basada en la novela de Scott Fitzgerald que cuando se estrenó muchos pensamos que tendría una mayor presencia en las nominaciones. El mejor maquillaje y peluquería fue para “Dallas Buyers Club” que según los ganadores se gastaron menos de 300 euros en productos estéticos. Si es así, hicieron muy buena inversión.

El corto de animación “Mr. Hublot” ganó en dicha categoría al favorito, “Get a horse!” que protagonizaba Mickey Mouse. Sin embargo, no importaba, ya que el último éxito de Disney, “Frozen”, se hacía con la mejor película de animación. Y Hayao Miyazaki no se pudo despedir de la animación consiguiendo otro Oscar, el único que posee lo consiguió en 2001 con “El viaje de Chihiro”.

El paseíllo de “Gravity” empezó con los efectos especiales. Era indiscutible que fuese la vencedora. La única presencia española se encontraba en el apartado de mejor corto con “Aquel no era yo” de Esteban Crespo; que no se lo llevó. El mejor corto documental fue para “Lady in number six”, cuya protagonista Alice Herz Sommer fallecía justamente hace una semana a los 109 años de edad. Una de las pocas sopresas de la noche ocurrió cuando “A 20 pasos de la fama” le arrebataba el Oscar al mejor documental a la favorita “The act of killing”.

Desde hace unos años, para ahorrar tiempo, los premios honoríficos se dan semanas antes en una ceremonia aparte. Toda una falta de respeto en mi opinión. Esta vez se reconoció el trabajo de Angela Lansbury, Steve Martin y la labor humanitaria de Angelina Jolie.

A Italia voló el Oscar a la mejor película de habla no inglesa con “La gran belleza”. No la he visto, pero de esa misma categoría pude ver la danesa “La Caza” y me pareció un peliculón. Trata sobre un educador de una guardería (gran actuación de Mads Mikkelsen) que es acusado de pedofilia. Habrá que ver la italiana para poder juzgar.

Siguiendo en la categoría técnica, “Gravity” obtuvo los premios de mejor mezcla y mejor montaje de sonido. Posteriormente, Lupita Nyong’o, con su primer papel en el cine se convertía en la mejor actriz de reparto por “12 años de esclavitud”. Y luego, de nuevo, la película protagonizada por Sandra Bullock y George Clooney se llevaba los premios de mejor montaje y fotografía. Por cierto, durante la presentación del premio Bill Murray se saltó el guión y le dedicó unas palabras a su amigo Harold Ramis.

 

La debutante Lupita Nyong'o.

La debutante Lupita Nyong’o.

Tras un homenaje a “El Mago de Oz”· por su 75º aniversario donde la cantante Pink interpretó el “Somewhere over the rainbow”, “El gran gatsby” fue premiado con el mejor diseño de producción, su segundo y último Oscar. Con el vídeo del In Memoriam la Academia de Hollywood recordó a los fallecidos del último año, donde no estuvieron Sara Montiel, Jimmy T. Murakami o Dennis Farina (imperdonable que no estuviese). Hay que decir que, en teoría, en dicho montaje sólo pueden y/o deben aparecer personas que hayan formado parte de la Academia.

En el apartado musical, la banda sonora de Steven Price por “Gravity” fue la ganadora  y la mejor canción fue “Let it go” de “Frozen”. El guión adaptado recayó en “12 años de esclavitud” y el original en Spike Jonze por “Her”.

Ya se iban acercando los premios más importantes. El mexicano Alfonso Cuarón fue galardonado a la mejor dirección por “Gravity” (el segundo de la noche ya que subió antes por el montaje). Cate Blanchett, fue elegida mejor actriz por “Blue Jasmine”.

El director Alfonso Cuarón.

El director Alfonso Cuarón.

 

La australiana Cate Blanchett.

La australiana Cate Blanchett.

Una de las pugnas de la noche estaba en la categoría de mejor actor: ¿Leonardo DiCaprio o Matthew McConaughey? Finalmente fue éste quien se impuso por “Dallas Buyers Club. Cabe destacar el curioso caso que ambos intervienen en “El lobo de Wall street”. Si hace dos años me dicen que McConaughey iba a ganar un Oscar me hubiese muerto de risa. Sin duda este es su año, por este trabajo y también por el de la serie “True detective”. Cada día pienso que a DiCaprio se la tienen jurada. Espero que algún día le den una estatuilla y ojalá no sea la honorífica.

 

DiCaprio felicitando a McConaughey.

DiCaprio felicitando a McConaughey.

El último premio, la mejor película, fue para “12 años de esclavitud” con un total de tres estatuillas. Se puede considerar a “Gravity” como la gran triunfadora, pero el hecho de fallar en el guión le dejó el camino libre a “12 años de esclavitud” en la categoría principal. Sin duda las grandes perdedoras han sido “La gran estafa americana” (0 de 10 nominaciones) y “El lobo de Wall Street” (0 de 5). Así es Hollywood.