Rompenieves (Snowpiercer)

Dentro de las centenares de películas que se estrenan cada año, donde hay de todo, muchas son las que se quedan por el camino en un limbo de donde no siempre son rescatadas. Un ejemplo es “Equilibrium”, protagonizada por Christian Bale, que desde 2002 está guardada en un cajón. Con mucha influencia de “Matrix” (1999) y de la novela de Orwell “1984”, este filme de ciencia ficción con cierta dosis de acción, todo apunta a que pronto será estrenada, doblada al castellano, por Canal +, y quién sabe si también en las salas cinematográficas.

Otros casos similares fueron “La cabaña en el bosque” (2012), de la cual ya se habló aquí, o “Byzantium” (2012), siendo el último ejemplo conocido “Rompenieves (Snowpiercer)”. Ésta, realizada el año pasado, al igual que las anteriores, no tenía distribuidor hasta que llegó Canal Plus y la preestrenó para luego poder ser vista en apenas una veintena de cines.

 

poster-espana-snowpiercer-rompenieves-L-yJ0794

 

“Rompenieves”, aunque cuenta en su reparto con Chris Evans, Jamie Bell, Tilda Swinton , John Hurt, Song Kang-Ho y Octavia Spencer (las dos mujeres premiadas con Oscars) es originaria de Corea del Sur. De hecho, es la película más cara del citado país asiático con un presupuesto de 40 millones de dólares.

Su argumento nos traslada al año 2031 donde tras un intento fallido de acabar con el calentamiento global, el planeta Tierra ha quedado totalmente congelado, aniquilando prácticamente a los humanos. Sólo queda un reducido grupo de ellos recruidos en un tren que continuamente está en movimiento recorriendo gran parte de los continentes. La cuestión es que entre sus vagones hay una microsociedad con sus ricos y pobres, y las consiguientes desigualdades. Y los pobres, liderados por el personaje de Chris Evans, inician una revolución.

En 2004, el director surcoreano Bong Joon-Ho durante la preproducción de su éxito internacional “The Host” (en EEUU recaudó 2.2 millones de dólares, todo un hito, pensando que los americanos vieron una película asiática en versión original subtitulada, cosa que no les entusiasma), entró en una tienda de cómics y se fijó en una de las novelas gráficas. Era “Le Transperceneige” del francés Jean-Marc Rochette, publicada en 1982. Tanto le gustó que allí se lo leyó entero y decidió que algún día la adaptaría al cine.

 

snowpiercer-le-transperceneige-1b-cool-hunting-thumb-620x399-75101

Viñeta de “Le Transperceneige”.

La película realmente no esta basada en la novela gráfica, sino inspirada, ya que presenta algunas diferencias. Por ejemplo en “Le Transperceneige” hay un millar de vagones y en la película es una veintena.. En “Rompenieves” se ve a lo largo de su metraje que, con cada vagón que avanzan el protagonista y sus acompañantes, se da un salto en el escalafón social y aparece una nueva crítica al modelo actual. El propósito es llegar al vagón principal, el de la máquina, en el que, en teoría, se encuentra el responsable de dicha sociedad y que está interpretado por un conocido actor, cuyo nombre prefiero omitir para no romper el factor sorpresa. Ahí el espectador conocerá el origen de todo, o no, porque no siempre es lo que parece, pero antes habrá contemplado una serie de escenas de acción, bien rodadas, y que no tienen ningún problema en mostrar sangre.

 

El coreano Song Kang-ho interpreta a un importante personaje.

El coreano Song Kang-ho interpreta a un importante personaje.

 

Mención aparte se merece la interpretación de Tilda Swinton, quien está prácticamente irreconocible encarnando a Mason, un fiel seguidora del modelo de sociedad instaurado. En realidad, las actuaciones son notables, partiendo del tipo de película que es, pero sin duda, quien más cala es la de Swinton.

 

La ya de por sí rara Tilda Swinton interpreta a la odiosa Mason.

La ya de por sí rara Tilda Swinton interpreta a la odiosa Mason.

 

Rodada prácticamente en Praga, capital de la República Checa, salvo un par de escenas en Austria,  la postproducción tuvo lugar en Corea. Cuenta con unos efectos especiales, principalmente los generados por ordenador de los exteriores del tren, que son correctos. Con un presupuesto de 40 millones de dólares, ha recaudado, de momento, el doble, y seguirá subiendo, convirtiéndose en uno de los filmes más taquilleros del país asiático. Por cierto, para la BSO se ha contado con el neoyorquino Marco Beltrami.

 

Una de las escenas del tren desde el exterior.

Una de las escenas del tren desde el exterior.

 

“Rompenieves” no es que vaya a revolucionar el género de ciencia ficción, de hecho tiene algunas lagunas que algunos espectadores no pasarán: ¿De dónde se saca cierta comida, de las clases altas, si no se ve de dónde sale?. ¿Hay tanto sitio para que puedan dormir los usuarios de los primeros vagones?. Si se sobrepasa estas cuestiones, y otras que aparecerán, lo que queda es una película muy aceptable, entretenida y disfrutable, la cual supera a muchas cosas que se estrenan en las salas de cine.

 

Valoración 7.5 / 10

Lo mejor: Lo entretenida que es.

Lo peor: Ciertas lagunas en la historia que se podrían haber resuelto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *