Anthonny Quinn

now browsing by tag

 
 

Crítica: Pánico en la calle 110 (1972)

Uno de los grandes placeres de la oferta de canales de cine que hay en la actualidad es la posibilidad de poder descubrir pequeñas joyitas. Así, hace unos meses, conocí “Pánico en la calle 110” (1972).

 

Across_110th_Street

 

Basada en una novela de Wally Ferris se ambienta en las calles neoyorquinas de Harlem. La vía del título, la 110, dividía al citado barrio de Central Park. Actualmente es un barrio de lo más normal, pero hace décadas era muy habitual la violencia y las drogas. De hecho, se hicieron películas sobre el tema como “Las noches rojas de Harlem” (1971) o “Super Fly” (1972). Éstas fueron el comienzo del blaxplotation, filmes protagonizados por afroamericanos con presencia habitual de persecuciones de coches y música funk y soul.

Al comienzo del filme tres malhechores deciden dar el golpe de sus vidas, pero desconocen que realmente le están robando a la mafia italiana. Además en su huida matan a un policía, por lo que serán buscados tanto por los gángsters, como por la policía. Dos agentes son los encargados del caso. Por un lado, el capitán Matelli,encarnado por Anthonny Quinn que interpreta a un veterano que aparte de ser xenófobo es un corrupto. Por el otro está el teniente Pope, Yaphet Kotto visto en “Alien, el octavo pasajero” (1979) o “Perseguido” (1987), que es un prometedor policía negro muy concienciado con luchar contra la corrupción. Éste, por supuesto, tiene sus más y sus menos con el personaje de Quinn, que por cierto también es el productor de la película.

 

across110

Kotto y Quinn son compañeros y un tanto incompatibles.

 

El reparto se completa con Anthony Franciosa como el mafioso que busca el dinero y a aquellos que lo robaron; Burt Young, antes de convertirse en el cuñado de “Rocky” (1976), Paul Benjamin y Richard Ward. Es decir, un elenco muy de los setenta. Casi la gran mayoría de los personajes, ya sean “de los buenos o de los malos”, a veces te caen bien, a veces te caen mal, lo que la convierten en una verdadera montaña rusa.

Al verla me llamó la atención la cantidad de planos hechos con la cámara al hombro, tan visto hoy en día y que hace cuatro décadas no se prodigaba tanto. Pues resulta que “Pánico en la calle 110” fue el primer filme en utilizar la cámara Arriflex 35 BL que debido a su pequeño tamaño permitía que se utilizase en espacios muy reducidos o incluso puestos encima de la ropa.

Dirigida por el televisivo Barry Shear cuenta en su banda sonora con temas de Bobby Womack, un referente del soul, y del trompetista de jazz JJ Johnson. Hay que decir que es de obligada escucha para los aficionados de los mencionados géneros.

 

Carátula de la BSO.

Carátula de la BSO.

 

La película recaudó unos diez millones de dólares, pero aunque no se convirtió en un taquillazo, tampoco se puede considerar un fracaso. De hecho, con el paso del tiempo se ha convertido en una pequeña película de culto. Servidor estuvo los 100 minutos que dura sin moverse del sofá viendo como Quinn realiza un personaje tan odiado como querido y por ser un filme, con novedosos planos, obviamente en 1972, que no ha sido lo suficiente reconocido por la historia y que además se podría considerar uno de los precedentes de cierta serie sobre el mundo de las drogas ambientada en la ciudad de Baltimore como es “The Wire”. Una película a descubrir y reivindicar.