Pantera Rosa

now browsing by tag

 
 

Las secuelas de la Pantera Rosa (1ª Parte)

Como habrás podido comprobar en este podcast donde hay un monográfico de “La Pantera Rosa” (1963) fue todo un éxito. Y provocó, la llegada de un numerosas secuelas, algunas mejores que otras, debido a determinadas circunstancias.

 

El protagonista de la primera parte era David Niven, que interpretaba a Sir Charles Lytton un playboy británico que realmente es “El Fantasma” un temido ladrón de joyas. Como secundario estaba Peter Sellers, como el inspector Clouseau, el encargado de evitar que el Fantasma robase la joya de la Pantera Rosa. Sellers ensombreció, sin querer, la actuación de Niven y fue el culpable de gran parte, por no decir todas, las risas que daba la película. La productora, Mirisch se dio cuenta de ello y tras los buenos resultados de crítica y taquilla se puso en marcha con una secuela. Sellers dijo que sí y el director Blake Edwards dijo que no, aunque finalmente el primero convenció al segundo.

 

Sellers y Niven en la primera parte.

Sellers y Niven en la primera parte.

Se quiso hacer tan rápido que no daba tiempo a escribir un guión, por lo que se hizo fue incluir al personaje de Clouseau en una historia ya realizada. William Shatner, Walter Matthau y Julie Harris formaron parte del elenco principal de una obra de teatro llamada “A shot to kill” que a su vez era una versión de otra obra, en este caso francesa, llamada “L’Idiote”. Se iba a llevar al cine con Matthau y Sellers, y éste le comentó a Edwards que se podría readaptar la historia a Clouseau. Así que el director se puso mano a la obra junto con William Peter Blatty, que años más tarde escribiría la novela de “El Exorcista” (1973). El argumento, con toques de Agatha Christie, trataba sobre un asesinato, en casa de un millonario, que se le asigna a Clouseau, mientras éste se enamora de la principal acusada la criada, la novia del fallecido que era el chófer. Así nació “El nuevo caso del inspector Clouseau” (1964).

1964_-_El_nuevo_caso_del_inspector_Clouseau_(A_Shot_In_The_Dark)_BLAKE_EDWARDS

La película, pese a no ser una secuela pura, como aquel quien dice, si puso los cimientos del resto de la saga. En primer lugar, la indumentaria de Clouseau con la gabardina y el sombrero. A continuación el acento francés del personaje, que lo incluyó Sellers después de desaparecer unos días previos del inicio de rodaje y en donde conoció a un director francés de hotel, del cual se inspiró para darle voz. La aparición de Herbert Lom, como el comisario Dreyfus, el cual odia con todas sus ganas y que le provoca cierto tic nervioso. Y, no me puedo olvidar de Cato, (Burt Kwouk), ese mayordomo (¿?) que siempre recibe a Clouseau, en su propia casa, con unos ataques de kárate.

 

Dreyfus y su subordinado.

Dreyfus y su subordinado.

 

Para el papel de la criada se contactó con Sofía Loren, pero no pudo aceptarlo por estar enferma y después a Romy Schneider que pidió una gran cantidad de dinero, fruto del éxito de “Sissi” (1955). La elegida fue la alemana Elke Sommer. El rol del millonario lo interpreto George Sanders.


En cuanto a la música volvió Henry Mancini y lo hizo a lo grande porque incluyo el tema al cual acompañaría al inspector Clouseau, denominado con el mismo nombre del personaje, en casi toda la saga. Ya luego se explicará por qué no
fue así. En cuanto a la Pantera Rosa, no se incluyó en el título, ni tan poco en los créditos iniciales animados donde sí estuvo el inspector. Por cierto, tanto éxito tuvieron en algunos cines que tenían que parar la proyección debido a los aplausos del público.

 

La primera aparición de Cato.

La primera aparición de Cato.

El nuevo caso del inspector Clouseau”, en mi opinión, no supera a la original. Se agradece que ponga los cimientos sobre esos detalles reconocibles de la Pantera Rosa, pero se nota que la historia no estaba hecha para formar parte de la saga. Me gusta cuando aparece Peter Sellers, y prácticamente no me interesa la trama del misterio. Eso sí, el humor es más en plan de dibujos animados que su predecesora. Recaudó, 12 millones de dólares, dos más que la anterior. Iba a ver Pantera Rosa para rato…

 

Sin embargo, hubo un problema. La relación entre Sellers y Edwards no terminó muy bien tras la película y dijeron que no iban a trabajar más juntos. El actor, todo lo bueno que era delante de la pantalla, lo era de extraño detrás de ella, sobre todo por su inseguridad; de ello trataba la película de la HBO, “Llámame Peter” (2004) que protagonizó Geoffrey Rush.

 

Obviamente, la productora quería hacer una nueva película. Sellers se negó a volver. Edwards tampoco quería y fue sustituido por el director Bud Yorkin. En 1966, gustó mucho una comedia llamada “¡Que vienen los rusos!” y se tanteó a su protagonista Allan Arkin para que interpretase a Clouseau. La cuestión es que Sellers y Edwards hicieron las paces y posteriormente iniciaron los preparativos para comenzar, “El guateque” (1968). Cuando Walter Mirisch les dijo a ambos que participasen en la tercera película de la Pantera, fue demasiado tarde porque no pudieron por problemas de agenda. Así que Yorkin dirigió a Arkin como Clouseau en “El rey del peligro” (1968).

 

Póster de "El Rey del Peligro".

Póster de “El Rey del Peligro”.

El público no se suele acordar de ella, y con razón. Pese a que vuelve el personaje con su gabardina y su torpeza que esté olvidada es el primer hecho clave de que la piedra angular de la saga era Peter Sellers. El film, donde tampoco estuvo Mancini poniendo la música, fue un fracaso. No es que sea mala, pero no es “La Pantera Rosa”.

 

Arkin como Clouseau.

Arkin como Clouseau.

Ya entrada la década de los 70, Edwards quiso hacer una serie de televisión, de 26 capítulos, con Peter Sellers y su inspector. Al actor no le gustó la idea, por lo que el director aprovechó para utilizar los guiones para rodar tres películas en tres años. La primera fue “El Regreso de la Pantera Rosa” (1975). La MGM, distribuidora de las anteriores entregas, no estaba convencida del éxito de la cinta y por ello es la única que no pertenece a su catálogo, ni se encuentra en los packs recopilatorios.

 

The-Return-of-the-Pink-Panther-ff60bd31

La película vuelve a la estela de la primera parte donde se vuelve a robar la joya y el caso es asignado a Clouseau. Herbert Lom hizo de nuevo al jefe Dreyfus, pero David Niven, por problemas de agenda, no pudo retomar su papel de Sir Chales Litton, siendo sustituido por Christopher Plummer. El papel femenino lo tuvo, la televisiva vista en “Espacio: 1999”, Catherine Schell.

 

Peter_Sellers_Return_Pink_Panther

El trío, Sellers, Edwards y Mancini se unieron para hacer, posiblemente, la mejor secuela de la saga. El personaje del inspector está en su salsa con sus peleas hogareñas de kárate con Cato y sus continuos disfraces. Hizo en taquilla nueve meses más de lo que costó. El rosa seguía de moda.

 

La otra película que se aprovechó de la fallida serie de televisión fue “La Pantera Rosa ataca de nuevo” (1976). Ésta empieza donde acaba la anterior, con el jefe Dreyfus ingresado en psiquiátrico por su odio al Clouseau. Se escapa y maquina un plan para amenzar a todos los países del mundo para o bien le entreguen al inspector o se atengan a las consecuencias de un poderoso rayo destructivo.

 

La_pantera_rosa_ataca_de_nuevo-510313599-large


No hubo variaciones en el reparto, salvo en el aspecto femenino, donde se incluyó a
Lesley-Anne Down. La trama sigue con los mismos ingredientes de siempre, pero sobre todo potenciando más la capacidad de Sellers para disfrazarse y las escenas con golpes. La fórmula sigue funcionando, pero ya no es tan brillante, ni sorprendente. Hay homenajes, en el argumento, a James Bond, y en los títulos de créditos iniciales, por supuesto animados, a Alfred Hitchcock, “Drácula” (1931) o “Cantando bajo la lluvia” (1952).

 

Hay un aspecto poco conocido de “El Regreso de la Pantera Rosa” y es que uno de los creadores de “Astérix y Obélix”, el francés Renee Goscinny demandó a los productores por plagio. Según él, la historia se parecía mucho a un guión que le envíó a Sellers en 1975, pero como Goscinny falleció en 1977 se canceló la demanda.

 

Sellers caracterizado en la película.

Sellers caracterizado en la película.

La película, en un principio tenía un montaje de 124 minutos, que se quedaron en 103 minutos. Dichas escenas serían muy necesarias unos años más tarde, pero todo se contará a su debido tiempo. Durante el rodaje volvieron los problemas en la relación entre Sellers y Edwards, que se agravaría con la siguiente película, porque aunque recaudó menos que la anterior, seguía siendo muy rentable. El resto de la saga está en esta entrada...